Percepción de seguro por incapacidad temporal. Tributación IRPF

Percepción de seguro por incapacidad temporal. Tributación IRPF

DGT CV 8-3-19

Un abogado no ejerciente contrata voluntariamente con una mutualidad de previsión social un seguro que cubre la contingencia de incapacidad temporal. Se cuestiona sobre la tributación de la prestación que percibiría en caso de ocurrir la contingencia.

La LIRPF determina que, en todo caso, tienen la consideración de rendimientos del trabajo las prestaciones percibidas por los beneficiarios de contratos de seguros concertados con mutualidades de previsión social, cuyas aportaciones hayan podido ser, al menos en parte, gasto deducible para la determinación del rendimiento neto de actividades económicas, u objeto de reducción en la base imponible del IRPF (LIRPF art.17.2.a.4ª).

Según pone de relieve el abogado, no ha tenido derecho a reducir la base imponible por las cantidades satisfechas y, por tanto, las prestaciones derivadas del seguro no pueden ser calificadas como rendimientos del trabajo.

Recuerda entonces la DGT que tienen la consideración de rendimientos íntegros del capital mobiliario aquellos rendimientos dinerarios o en especie procedentes de operaciones de capitalización y de contratos de seguro de vida o invalidez, excepto cuando deban tributar como rendimientos del trabajo (LIRPF art.25.3).

Con relación al concepto de invalidez, no existe una definición expresa del mismo en la normativa de seguros, por lo que se debe acudir al ámbito de la Seguridad Social. En este se distingue el citado concepto del de incapacidad temporal. El concepto de invalidez parece referirse a situaciones de incapacidad permanente, por contraposición a las situaciones de incapacidad temporal, en las que el impedimento para el desarrollo de la actividad laboral tiene carácter transitorio.

​Partiendo de esta distinción, la DGT determina que la prestación que reciba el abogado genera una renta que no tiene la calificación de rendimiento del capital mobiliario, sino como ganancia patrimonial, de conformidad con el criterio que viene manteniendo en diversas consultas vinculantes (DGT CV 10-2-06 V0257-06; CV 11-5-16 V2026-16).

La ganancia patrimonial se calcula por diferencia entre la prestación recibida y el importe de la prima o primas satisfechas que hayan dado lugar a la misma (LIRPF art.33.1).

En el supuesto consultado, las cantidades que puedan percibirse derivan de un seguro anual renovable, por lo que la prestación es consecuencia exclusiva de la prima en curso y, por tanto, solo pueden tenerse en cuenta las primas satisfechas correspondientes al año en curso. En ningún caso pueden computarse como pérdidas el importe de las primas si estas exceden del importe de la prestación que se reciba.

Por último, el importe de la ganancia patrimonial calculado conforme a lo anterior debe ser objeto de integración en la base imponible general.

PrestacionesdemutualidadesprivadasV1

Prestaciones de mutualidades privadas

DGT CV 8-3-19

Son rentas del trabajo las prestaciones percibidas por los beneficiarios de los siguientes contratos de seguros concertados con mutualidades de previsión social (MPS), cuando las aportaciones hayan podido ser, al menos en parte, gasto deducible  para la determinación del rendimiento neto de actividades económicas u objeto de reducción en la base imponible del impuesto: las MPS de empresarios, profesionales, las que actúen como sistemas alternativos a planes de pensiones y las de colegios profesionales, las MPS a favor de personas con discapacidad, de deportistas profesionales y a favor del cónyuge.

Las contingencias por las que pueden cobrarse estas prestaciones son las mismas que en los planes de pensiones.

Por lo que se refiere a la cuantía del rendimiento, distinguimos:

a) Al objeto de evitar una doble imposición, las prestaciones por jubilación e invalidez  se integran en la base imponible en la medida en que la cuantía percibida exceda de las aportaciones que no hayan podido ser objeto de reducción en la base imponible del impuesto. Esto quiere decir que si el exceso de aportación no deducible es consecuencia de superar el límite financiero, cuando se perciba la prestación, esta tributará íntegramente, sin posibilidad de reducirla en el importe del exceso de aportación que no pudo deducirse en su momento. En cambio, si la aportación no pudo deducirse por incumplir los requisitos subjetivos (LIRPF art.51.2.adisp.adic.9ª), por ejemplo, por tratarse de un mutualista para el que la mutualidad no era sistema alternativo a los planes de pensiones, cuando se perciba la prestación podrá disminuirse en las aportaciones que no pudo reducir en su momento de la base imponible (DGT CV 12-11-99).

La Ley solo se refiere a las prestaciones por jubilación o invalidez, si bien cabe entender que las prestaciones por dependencia severa o gran dependencia también deben seguir el mismo tratamiento fiscal.

b) En el caso de prestaciones por causa de fallecimiento, tributa el importe total de la prestación como renta del trabajo, si el mutualista realizó aportaciones que en algún ejercicio pudieron dar derecho a reducir la base imponible o ser consideradas gasto deducible (DGT 16-7-02CV 6-3-08CV 8-3-11CV 5-7-11). En caso contrario, tributan en el ISD.

Cerrar menú