Modelo 720

Modelo 720

Los obligados tributarios deben suministrar a la Administración tributaria información sobre los bienes y derechos situados en el extranjero de los que son titulares. En concreto, tienen obligación de suministrar (LGT disp.adic.18ªRGGI art.42 bis, 42 ter y 54 bis):

a) Información sobre las cuentas situadas en el extranjero abiertas en entidades que se dediquen al tráfico bancario o crediticio de las que sean titulares o beneficiarios o en las que figuren como autorizados o de alguna otra forma ostenten poder de disposición.

b) Información de cualesquiera títulos, activos, valores o derechos representativos del capital social, fondos propios o patrimonio de todo tipo de entidades, o de la cesión a terceros de capitales propios, de los que sean titulares y que se encuentren depositados o situados en el extranjero, así como de los seguros de vida o invalidez de los que sean tomadores y de las rentas vitalicias o temporales de las que sean beneficiarios como consecuencia de la entrega de un capital en dinero, bienes muebles o inmuebles, contratados con entidades establecidas en el extranjero.

c) Información sobre los bienes inmuebles y derechos sobre los mismos de su titularidad situados en el extranjero.

Estas obligaciones se extienden a quienes tengan la consideración de titulares reales (L 10/2010 art.4.2). Su incumplimiento constituye infracción tributaria grave y lleva aparejada una multa mínima de diez mil euros.

Se trata de tres obligaciones de información diferentes que se articulan a través de un mismo modelo informativo, el modelo 720 que se presenta por vía telemática a través de Internet, entre el 1 de enero y el 31 de marzo del año siguiente a aquel al que se refiera la información a suministrar y, en aquellos supuestos en que por razones de carácter técnico no fuera posible efectuar la presentación a través de Internet en el plazo reglamentario de declaración, dicha presentación puede efectuarse durante los cuatro días naturales siguientes al de finalización de dicho plazo.

Si se traslada a España no olvide el 720

Si usted es asesor y el año pasado alguno de sus clientes empezó a residir en España, verifique si dicho cliente debe presentar la declaración de bienes en el extranjero (modelo 720). Puede hacerlo hasta el 31 de marzo…

Residente desde 2018

Modelo720. Si usted es asesor y alguno de sus clientes empezó a residir en España en 2018, infórmele de que, además de tener que presentar la declaración del IRPF y del Impuesto sobre el Patrimonio (en su caso), también puede estar obligado a presentar la Declaración de Bienes en el Extranjero (modelo 720), cuyo plazo de presentación finaliza el 31-3-2019. Apunte.  Esto ocurrirá si a 31-12-2018 su cliente era titular de cuentas, valores o inmuebles en el extranjero con un valor total (por tipo de activo) de más de 50.000 euros.

Impatriados no. Esta obligación no afecta a aquellas personas que empiecen a residir en España y se acojan al «régimen de impatriados». Apunte.  Mediante este régimen, durante el año de su desplazamiento y los cinco siguientes, los afectados podrán tributar según las reglas del Impuesto sobre la Renta de no Residentes (IRNR), en lugar de hacerlo según las del IRPF, por lo que durante dicho período no estarán obligados a presentar el mencionado modelo 720.

Residente desde antes

Fuera de plazo. Puede ocurrir que su cliente ya sea residente en España desde antes de 2018 y que, por desconocimiento, no haya presentado el modelo (esta situación se está dando con muchos extranjeros que han empezado a vivir en España en los últimos años y que desconocían la obligación). Apunte.  En estos casos, lo mejor es presentar ahora el modelo 720 correspondiente al año en que empezó a residir en España, antes de que Hacienda se lo reclame. Así la sanción por presentación fuera de plazo será más reducida:

  • Sin requerimiento. En caso presentación extemporánea sin requerimiento previo, la sanción es de 100 euros por dato o conjunto de datos declarados fuera de plazo, con un mínimo de 1.500.
  • Con requerimiento. En cambio, si hay requerimiento, la sanción es de 5.000 euros por dato o conjunto de datos omitidos, con un mínimo de 10.000.

Recurra la sanción

Argumentos. Si presenta la declaración fuera de plazo y le sancionan, plantéese recurrir. ¡Atención!  Aunque ello supondrá la pérdida de la reducción del 25% (aplicable cuando no se recurre la sanción y se paga en plazo), es muy posible que los tribunales le acaben dando la razón. A estos efectos, puede alegar lo siguiente:

  • En primer lugar, que la UE ha incoado expediente a España con el objetivo de que este régimen sancionador se modifique, por ser desproporcionado.
  • Alegue también que, en el caso de extranjeros que empiezan a residir en España, la presentación de este modelo supone una extraordinaria novedad y una gran dificultad técnica e interpretativa. Apunte.  Atendiendo a las importantes discrepancias que se han producido en torno a este modelo, en este caso concreto, la falta de presentación no es suficiente para considerar que ha existido culpabilidad.

Prescrito. Si ya han transcurrido más de cuatro años desde que su cliente empezó a residir en España y debió presentar el modelo 720 (por ejemplo, si es residente desde 2013), alegue que el plazo del que dispone Hacienda para sancionar ya ha prescrito.

Si empezó a residir antes del año pasado presente el modelo 720 fuera de plazo y recurra las sanciones que le impongan. Recuerde que la UE considera que las sanciones que se imponen en estos casos son desproporcionadas.

Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Qué son las cookies?

ACEPTAR
Aviso de cookies